Es un Ministerio más de la Iglesia Esperanza Presbiteriana Reformada

www.evangelio 1 2 3 .org

Llevando la Palabra de Dios a cada persona, a cada hogar.

 

Sermón en el día de Jesús 27 de julio de 2003

Título: Tu Semilla de Mostaza

Biblia: San Mateo 13:31-32

Predicador: Pastor Dong Han David Lee

 31 Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo;

 32 el cual a la verdad es la más pequeña de todas las  semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.

 

Saben ustedes que la felicidad no está en las grandes cosas, sino en las pequeñas. Tener mucho no es sinónimo de felicidad, sino que trae muchas preocupaciones.

Existe felicidad cuando uno recibe una flor, la belleza está en una pequeña mariposa que revolotea de flor en flor. ¿Cuánto hace que te has detenido para observar a las libélulas volar?

Las hormigas trabajan comienzan a cavar la tierra, están transportando cada grano de tierra a la superficie para construir un verdadero reino bajo la tierra. Un grano más un grano hace que se forme un gran montículo. Y al final de la tarde nosotros nos asombramos y muchas veces nos sentimos amenazados, porque pensamos que la casa se derrumbará por el laberinto de los pequeños túneles que hacen las hormigas.

Este es un ejemplo fiel de cómo unos pequeños insectos, al que nosotros podemos aplastarles con dos dedos, o que podemos hacer un daño tan importante con una pisada, pero el avance que tiene un hormiguero nos asusta.

Las grandes cosas están en las pequeñas cosas

También los principios son pequeñas verdades que desembocan en grandes cosas.

Hoy tenemos el caso de una de ellas.

El pasaje de hoy es simplemente de dos versículos, pero la verdad y el principio que encierra estos dos versículos tiene mucha importancia. Pero muchos leen y no le dan importancia.

El viernes, en el curso de discipulado hemos aprendido cuál es la importancia de los cuatro evangélios y por qué tenemos cuatro evangelios en la biblia. De la misma forma, cuando ustedes leen la biblia y encuentran pasajes que se repite en otro evangelio, es porque tiene su importancia.

La importancia de la parábola

La importancia de la parábola está en que encierra una verdad que está escondido y para entenderlo hay que tener revelación. Es por eso que Jesús hablaba en parábolas, para que los hombres teniendo ojos no vean y teniendo oídos no entiendan.

Es así que tener la revelación de los hechos, y de las parábolas es una gracia y una bendición de Dios. Que entiendas las parábolas es un principio de comprensión y entendimiento de las cosas de Dios.

La parábola de hoy, que contiene solamente dos versículos, pero se repiten en tres evangelios. Pero no se le da mucha importancia. Talvez porque sea corto, talvez porque no encierra ningún misterio.

Pero encierra una verdad tan increíble y una promesa especial. Que al leer estas pocas palabras, damos gracias a Dios, porque aquí contiene la promesa de Dios. Es nuestra póliza de seguro.

Muchas veces hablamos de la semilla de mostaza y lo relacionamos con el otro versículo: porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.(San Mateo 17:20)

La más pequeña de las semillas.

Dice la palabra, que la semilla de mostaza es la más pequeña de las semillas. Es tan diminuta que en una cabeza de alfiler creo que cabrían varias.

Hoy nos dice, que el Reino de los cielos es semejante al grano de mostaza. Es tan pequeño que es imperceptible, pero esta pequeña semilla germina, brota y crece hasta convertirse en una gran hortaliza, hasta el punto que la llaman árbol, porque vienen las aves para anidar en ellas.

Pero porqué es parábola.

Cada vez que estamos evangelizando, cada vez que nosotros llevamos el folleto Palabras de Vida, muchas personas piensan, ¿qué puede hacer un folleto como este?

¿Por qué gastan tanto dinero como si estuviéramos tirando el dinero en papeles? ¿Por qué gastamos nuestro esfuerzo en repartirlos?

Pero este es un ministerio que hemos comenzado porque un día el Señor me dijo que lo hiciera y en esta semana se publica el número 74. Y eso es verdaderamente una gran bendición de Dios.

Este folleto se inició como una semilla de mostaza, tan diminuto, tan pequeño. Nadie sabía verdaderamente el alcance y el efecto que tendría. Pero ha estado tocando los corazones de las personas. Ha estado entrando en los lugares que difícilmente llegaríamos.

También estamos comprobando cómo una iglesia como la nuestra, que parece más una semilla de mostaza, está multiplicando en todos los aspectos. Esto es un fiel reflejo de esta parábola. Porque el Reino de Dios, dice Jesús es como el grano de mostaza.

El principio con que Dios trabaja es diferente. Talvez es pequeño, talvez imperceptible, pero crece. ¿Por qué? Porque Dios es quien realiza la obra. Y porque va en contra de toda lógica.

Todas las semanas están saliendo 2000 folletos de Palabras de Vida, pero yo mismo no sé en las manos de quién llega, pero una cosa es cierta, que la palabra que el Señor me dio cuando iniciamos este ministerio, sé que ninguna hoja, ningún folleto se desperdicia. Porque estas palabras de Isaías 55:10-11 Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Cada gota de lluvia es una semilla

Dice el Señor que él sabe lo que hace, que cada folleto, cada semilla de mostaza, cada predicación del Evangelio, cada invitación a volver a Jesucristo dejando los pecados, nada cae al suelo sin hacer la voluntad de Dios.

Por eso seguimos haciendo, seguimos distribuyendo nuestros folletos. Talvez hoy no vemos un árbol de cada folleto que hemos entregado, pero sabemos que esta semilla, este folleto realiza su función y está creciendo.

Talvez pequeño, como invisible, pero la voluntad de Dios se cumple.

En esta semana, el Señor me ha dado este pasaje para indicarme, que Palabras de Vida seguirá creciendo y que necesitamos ampliar el ministerio. Seguirá imprimiéndose en papel, pero dentro de muy poco, tendremos una página en el Internet.

Un día comenzó con 120 fotocopias, pasó a 2000 impresiones off-set y dentro de poco tendremos todos los números de Palabras de Vida, en todas las computadoras del mundo.

Muchas personas piensan que hay que hacer grandes campañas evangelísticas, grandes milagros para que los hombres vuelvan a Jesús, por eso no confían mucho, ni le dan mucha importancia a las pequeñas cosas, la predicación de la Palabra de Dios, la oración, la evangelización por medio de un impreso todos los días.

Pero Jehová nos enseña diciendo: Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.(Isaías 55:8-9)

Sembremos la más pequeña de las semillas

Desde hace un mes aproximadamente hemos comenzado el ministerio del Hospital de Clínicas, digo hemos comenzado porque obedeciendo a su voluntad ya estamos orando y los hermanos se están preparando. Así desde agosto haremos una visita semanal para evangelizar y para orar por los enfermos y todas las personas que están en ese nosocomio.

Estaremos sembrando pequeño, como una semilla de mostaza, seguro que no podremos hacer tanto como hacen los hermanos de las otras iglesias, pero confiamos en el Señor quien es fiel con su promesa.

Asimismo el proyecto del centro educativo, ya hemos puesto la piedra angular, la piedra fundamental, porque hemos comenzado a orar todos los días.

De Dios es el mundo y su plenitud, no es solamente cuando nosotros tenemos el bien en nuestras manos, sino desde el momento mismo que Dios nos da la orden, en esa orden ya está el cumplimiento, la misión y hay que obrar.

Eso es sembrar la pequeña semilla de mostaza, nadie ve. Pero cuando obedecemos en estas cosas, talvez nadie crea que una semilla tan pequeña se convertirá en un árbol grande, pero es la Palabra de Dios.

Muchos quieren caminar sobre las aguas como Pedro, ver un milagro grande para comenzar a convencerse y obedecer consecuentemente. Pero la verdadera obediencia está en las pequeñas cosas, cuando no tenemos nada, cuando aun no vemos nada y menos podemos palparlo. Esto es FE.

Conclusión

¿Qué es tener fe como una semilla de mostaza? Es sembrar las pequeñas cosas, es ir sembrando con la oración, es obedecer a la promesa de Dios.

No esperes hasta que las grandes señales del cielo aparezcan, porque entonces ya vendrá Jesús.

Trabaja cuando aún es tiempo, siembra tu semilla de mostaza, será pequeña, pero así estará creciendo el Reino de Dios.

Estoy seguro que muchos quienes hoy están aquí, no estarían si no sembrábamos la semilla de mostaza.

Siembra tu pequeña semilla, todos los días. Un folleto, una invitación, una predicación, una oración, leer un versículo a una persona; todo esto es sembrar una semilla de mostaza pero Dios hará que se convierta en un árbol.

También sembrar la semilla de mostaza es hacer estas pequeñas cosas, todos los días, sin pausa, ni descanso. Entonces verás como el Reino de Dios aparece ante tus ojos. Y te regocijarás porque participaste plantando, regando y finalmente verás los frutos.

Dios te bendiga.

Nota: Eres libre de utilizar el material porque dice el Señor Jesús "de gracia recibisteis, dad de gracia". Pero estás comprometido a no modificar el texto en parte o en su conjunto, ni utilizarlo con fines comerciales de cualquier índole. En cuyo caso, necesitará una autorización por escrito. Siempre que desees utilizar como una cita bibliográfica debe hacer referencia a: www.evangelio123.org, Pastor Dong Han David Lee, título del sermón o estudio bíblico.

Informes sobre esta página:
Copyright © 2003-2010 Palabras de Vida, www.evangelio123.org
Fecha de creación
: 14 de agosto de 2010